canas

El secreto de la aparición de las canas nos ha sido revelado hace unos días. El peróxido de hidrógeno (o agua oxigenada) es el culpable, y la desaparición de las enzimas que evitan su conversión en agua u oxígeno el mecanismo responsable de ello.

Karin Schallreuter y sus colaboradores de la Universidad de Bradford fueron los encargados de llevar a cabo el genial descubrimiento, y en esta ocasión de traernos una solución al respecto, un shampoo, como no podía ser de otra manera, y no se trata de un Head & Shoulders o de un Sedal mágico.

Por el contrario, se trata de un shampoo creado por los propios científicos, el cual corta los niveles de peróxido de hidrógeno y puede prevenir la aparición de las canas; y no sólo eso, sino que puede detener el proceso de formación de las mismas y luego retroceder sus efectos para que el pelo vuelva a su condición original.

Actualmente el shampoo aún no ha sido lanzado al mercado, pues se está probando en el cabello de tres voluntarios. El período de prueba durará dos meses, y recién allí se podrá afirmar que se ha encontrado una solución a las canas que nada tiene que ver con los teñidos.